Curso de sueldos para Propiedad Horizontal

Servicios informáticos para consorcios...


Correo de Opinión

Rodríguez Larreta y la clase media por el Sr. Juan Mauricio Araujo

Estimado Sr. Director:

Antes de comenzar quisiera pedirle disculpas por ocupar tanto espacio de vuestro boletín con mis reflexiones y –aunque todavía no sé por qué lo hace- sinceramente le agradezco por publicarlas. Tengo que reconocer que los problemas de la vida en los consorcios me apasionan y me niego a pensar que no puedan tener solución. Lo que sí no se (o por lo menos no estoy seguro) es si la solución vendrá de la mano del quien hoy conduce la Ciudad de Buenos Aires.

Durante las últimas semanas me viene rondando en la cabeza una pregunta que no me deja dormir: ¿Es Horacio Rodríguez Larreta la persona que hoy representa cabalmente los intereses de la clase media porteña que lo votó?

Si lo es, debemos apoyarlo incondicionalmente porque fueron muchos los que se apoyaron en ella hasta que llegaron al poder y luego la olvidaron o simplemente le dieron la espalda, inclusive de mala manera. Por lo tanto –si lo es- no podemos desperdiciar a ese uno entre un millón que es leal a sus votantes.

Pero si no lo es, no sólo nos puede complicar la vida sino que puede hacernos mucho daño.

Aquí quiero abrir un pequeño paréntesis para confesarle que yo también soy consorcista. Vivo en un edificio no demasiado grande aunque contamos con personal de portería. Nuestras expensas no son desdeñables y el administrador –más allá de ciertas críticas de forma- tiene un desempeño más que razonable. Tres vecinos y yo conformamos un consejo de propietarios y –con los años- hemos cultivado un cierto grado de amistad que permite que nuestro trabajo de control sea eficiente y certero. Nuestros vecinos son una pequeñas muestra de la composición social de nuestra ciudad: profesionales, comerciantes, empleados jerárquicos, trabajadores y jubilados.

Retomando, ¿qué queremos la clase media? ¿Qué queremos mis vecinos consorcistas?

En búsqueda de una respuesta a esa pregunta, voy –con su permiso, Sr. Director- a explayarme en un tema que nos resultan básico junto a un breve comentario del que me haré cargo.

Es sabido que los propietarios de departamentos queremos tener una representación genuina tanto para participar en las discusiones paritarias como para hacer llegar nuestras necesidades tanto al poder ejecutivo como al legislativo, entre otros. El jefe de Gobierno porteño también lo sabe.

Sin embargo, tiene que reconocer conmigo, Sr. Director, que eso no pasó.

Rodríguez Larreta, cada problema de consorcios que enfrentó lo resolvió con Víctor Santa María, aún en aquellos casos en los que, sin lugar a duda, no se trató de cuestiones laborales. La seguridad en los consorcios los "resolvió" entregándoles a los encargados botones de pánico. La separación de residuos la resolvió por intermedio de Diego Santilli otorgándoles un nuevo adicional en el sueldo. A través de Juan Manuel Gallo le hizo una disposición a medida para que cada trabajador tenga una máscara de humo que luego derogó. Impulsó a través de un legislador propio –un tal Oscar Zago- para que sea obligatorio pagar un curso totalmente inútil para trabajadores y consorcios en el SERACARH haciendo daño a los consorcios por muchos millones de pesos. ¿La presentación del programa Mis Expensas (Expensas Claras) junto a quién la hizo? Junto a Víctor Santa María en la sede del SERACARH. El colmo de los colmos fue cuando sus legisladores le votaron a Fernando Muñoz una ley que le regalaba al SUTERH y sus amigos en paquete para regalo con moño y todo el total de la propiedad horizontal de esta ciudad.

Y así puedo seguir un rato largo a riesgo de aburrirlo.

Ahora dígame Sr. Director, ¿la clase media votó a Rodríguez Larreta para que termine gobernando, por su intermedio, el secretario general del SUTERH? Con todo respeto, ¿Ud. qué piensa que siente el votante de clase media porteño cuando ve a Rodríguez Larreta abrazándose cada dos por tres con Santa María? ¿No le parece que si hubiera querido vivir esas sublimes experiencias hubiera votado directamente a Filmus del Frente para la Victoria? ¿Qué confianza puede tener ese votante de que el jefe de Gobierno representará sus intereses luego de ser testigo de semejantes dislates?

Durante los últimos meses, brevemente, nosotros los consorcistas alimentamos una efímera esperanza: apareció –prácticamente de la nada- una asociación de propietarios que se presentó en el Ministerio de Trabajo y recibió la personería gremial para poder negociar paritarias.

Fue justamente eso, efímero como una estrella fugaz. Las discusiones paritarias se produjeron en medio de situaciones confusas, poco claras, contradictorias y muy mal comunicadas. Alguien señaló ésta nueva entidad como conformada por inmobiliarios, otros avanzaron aún más y precisaron que está compuesta por miembros de una lista de oposición al Colegio Único de Corredores Inmobiliarios, los más osados los señalaron como una cámara amarilla creada por el SUTERH aunque reconocieron no poder presentar pruebas. Yo en lo personal no tengo por qué no creerles pero -siempre hay un pero- a la hora de analizar los resultados –que es lo que verdaderamente cuenta- se descubrió que el acuerdo que firmaron fue muy superior al techo que había pedido –y sigue pidiendo- nuestro presidente para no disparar la inflación. Eso no sería grave sino fuera porque los consorcistas que trabajan en relación de dependencia no recibieron más del 15% y los jubilados incluso mucho menos generando más injusticias.

Toda una decepción.

Luego de las paritarias contaron que bueno, que están en minoría, que no pueden hacer nada, que el SUTERH es malo, que ellos son pocos, que los otros son más vivos. Contaron que estaban en disidencia pero firmaron igual por una estrategia que no se entendió bien de qué se trata. O sea, nada.

Para obtener ese resultado hubiera ido yo a discutir las paritarias. ¿No le parece, Sr. Director?

Volviendo, entonces, ¿por qué Rodríguez Larreta no organizó algo que sea realmente representativo, dónde la clase media porteña pueda elegir libremente a aquellos en quienes confía para discutir con el gremio? Solo él sabe por qué.

Él, o sus funcionarios, para el caso es lo mismo, afirmaron una y otra vez que no es obligación contratar a un encargado –cosa con la que estoy de acuerdo- pero, sin embargo, promueven sacarle la vivienda al encargado. ¿Para qué? ¿Si no es obligatoria, para qué impedir que se construya una vivienda que se puede alquilar para paliar parte de la pesada carga de las expensas? No se entiende.

La clase media porteña siempre fuimos –aunque no parezca- el sector más débil de la sociedad porteña. Los obreros tienen a sus sindicatos, a sus partidos políticos y sus organizaciones sociales. La clase alta tiene sus amigos del poder, su dinero y sus influencias. Si bien nosotros, la clase media, no tenemos nada de todo eso somos la mayoría de los habitantes de esta ciudad no sólo en número sino también en influencia social.

Los que votamos a Rodríguez Larreta hoy nos preguntamos, ¿representó y está representando nuestros intereses? Yo tengo mis serias dudas, creo que está confundido, creo que se olvidó quién lo votó. Hoy no parece saber exactamente de qué lado está y hasta que lo descubra vamos a seguir sufriendo de la misma manera que lo venimos haciendo desde hace muchos, muchos años.

Y por muchos más Envíe desde aqui su comentario sobre esta notaVolver al indice

Juan Mauricio Araujo

(21/05/2017)

La Herramienta exacta y la más conveniente para difundir sus productos y servicios

La noticias minuto a minuto: Pequeñas Noticias en Twitter

Compartir:



    

 Pequeñas Noticias en las redes sociales con toda la actualidad: Twitter - Grupo de Facebook - Noticias en Facebook - Google +


[ El contenido de este sitio -escrito, fotogáfico y artístico- está protegido por las leyes vigentes de propiedad intelectual - Queda prohibida su reproducción total o parcial -por el medio que sea- sin autorización escrita de Pequeñas Noticias ]

' ' '