'

La herramienta exacta: Este mensaje se lee 60 mil veces por mes !!!

La herramienta exacta: Este mensaje se lee 60 mil veces por mes !!!


Gobierno de la CABA

Régimen Operativo para la Concientización Ambiental en PH

La esquina de Gral. Cesar Díaz y Condarco en la Comuna 11 [Foto Pequeñas Noticias]

La esquina de Gral. Cesar Díaz y Condarco en la Comuna 11 [Foto Pequeñas Noticias]


[BPN-16/08/21] El pasado 28 de julio, el Gobierno de la CABA impuso dos nuevos cursos bienales relacionados con separación de residuos en origen, el reciclado y la disminución de la generación de basura: uno para los administradores y otro para los encargados de edificios.

Estableció que el curso para los administradores "será dictado por el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (GCABA) o por quien éste defina oportunamente".

La capacitación para los encargados de edificios "será dictada por el Servicio de Resolución Adecuada de Conflictos para Trabajadores y Empleados de Renta y Horizontal (SERACARH), con los contenidos desarrollados por el GCABA a través de la Dirección General de Reciclado, dependiente de la Subsecretaría de Higiene Urbana del Ministerio de Espacio Público e Higiene Urbana u organismo que en un futuro lo reemplace".

La resolución deja sin aclarar si este curso significará un costo extra a los 3.800 pesos que ya pagan los consorcios por el curso del SERACARH que impuso la Ley Zago [1]. La norma textualmente expresa: "Dicha capacitación se integrará -como un módulo de contenido adicional- a la capacitación que el SERACARH ya brinda a los encargados de edificios sobre higiene, seguridad y medidas de prevención contra incendios en virtud de lo dispuesto por la Ley N° 4.803 (modificada por Ley N° 6.004), y podrá ser impartida bajo la modalidad presencial o virtual y contar con una instancia evaluativa".

Así lo dispusieron Facundo Carrillo, secretario de Atención Ciudadana y Gestión Comunal, y Clara Muzzio, ministra de Espacio Público e Higiene Urbana mediante la Resolución Conjunta 3 [texto original] y su anexo [texto original] (BO: 2/08/21).

Otra vez la burra al trigo

La lógica más simple indica que la separación de residuos en origen –como su palabra lo indica- se debe realizar en el hogar o la oficina y que el primer responsable de esta tarea es el consorcista, ya sea el propietario, el inquilino o el ocupante de la unidad funcional. Aunque parezca una verdad de Perogrullo, ni los encargados ni los administradores deben o pueden ingresar a la vivienda de los vecinos para realizar esa tarea.

Sin embargo Carrillo insiste en adjudicar el protagonismo de su programa a los administradores -que lo único que podrán aportar al programa es difundir lo aprendido- y a los encargados cuya única función es disponer una vez por día las bolsas negras o verdes ya separadas a los contenedores correspondientes.

Es de destacar que en la resolución conjunta no menciona ni una palabra sobre los dos millones de consorcistas que son los responsables primarios de separar los residuos que se generan en sus unidades.

Por otra parte, es de recordar que desde 2013 para renovar la matrícula el Registro Público de Administradores (RPA) porteño se comenzó a exigir la presentación de un "Certificado de curso de Basura Cero", tal cual lo ordenó la Disposición N° 216 [texto original].

Luego de ocho años sus resultados no fueron destacables.

Los considerandos

Es interesante ver en los considerandos de la Resolución Conjunta 3 cómo van hilando sus pensamientos:

1º.- En primer lugar explican algo con lo que nadie puede estar en desacuerdo: "Para un efectivo cumplimiento de la normativa vigente resulta necesario implementar programas educativos y de capacitación que generen conciencia sobre la importancia de la separación en origen, el reciclado y la disminución en la generación de basura".

2.- Luego aporta un dato consorcial interesante: "Según el relevamiento de uso del subsuelo de la Secretaría de Desarrollo Urbano, más del cincuenta por ciento (50%) de los edificios de uso residencial corresponden a viviendas de propiedad horizontal por lo que son actores esenciales para la transformación cultural en material de separación en origen y disposición inicial diferenciada".

3.- Sin embargo, de esas dos premisas –entre otras de tipo formal – saca como conclusión que hay que ordenar cursos cada dos años para los ocho mil administradores y poco más de 50 mil encargados "para la transformación cultural en material de separación en origen" ignorando al responsable primario.

Sólo queda saber cuánto le costarán estas medidas a los consorcios y a quiénes beneficiarán económicamente Envíe desde aqui su comentario sobre esta notaVolver al indice

---

[1] BPN Nº 510 del 4/12/13: "El curso del SERACARH tiene su propia ley".


    

 Pequeñas Noticias en las redes sociales con toda la actualidad: Twitter - Grupo de Facebook - Noticias en Facebook - Google +


[ El contenido de este sitio -escrito, fotogáfico y artístico- está protegido por las leyes vigentes de propiedad intelectual - Queda prohibida su reproducción total o parcial -por el medio que sea- sin autorización escrita de Pequeñas Noticias ]

' ' '